¿Qué es biodanza?

“Practicar Biodanza no consiste únicamente en danzar, sino en activar mediante la danza nuestros potenciales afectivos y de comunicación para sentir que estamos conectados con nosotros mismos, con el semejante y con la naturaleza.
La práctica de la Biodanza mejora enormemente la calidad de nuestras relaciones, porque nos permite expresar nuestra identidad a través de la afectividad, nos permite danzar juntos desde nuestra esencia, desde el corazón, desde el respeto y la aceptación del otro y de uno mismo.
La Biodanza nos permite expresar nuestra vitalidad, nuestra alegría, nuestra sensualidad, nuestra ternura, nuestra creatividad, nuestra sacralidad, a través de vivencias integradoras que son transformadoras, porque nos permiten habitar plenamente nuestro cuerpo, sentirnos completamente presentes, expresar a través de la danza nuestras emociones, en el aquí y el ahora.
En Biodanza rescatamos la coherencia entre nuestro estado interno (lo que sentimos) y nuestro estado externo (lo que expresamos, manifestamos o danzamos).
Porque asumir nuestras emociones, significa también asumir nuestra vida.
Somos seres en continua transformación, por tanto lo que necesitamos es cambiar nuestras actitudes, disponernos a aceptar nuevas posibilidades, conectar con toda nuestra creatividad, para hacer aquello que queremos hacer y para dejar de hacer aquello que no nos nutre.
Por naturaleza, las personas nos encontramos en base a nuestra semejanza, pero crecemos a partir de nuestra diferencia, por eso en Biodanza el aprendizaje es una experiencia grupal, no existe la Biodanza individual.
La Biodanza facilita el acceso a recuperar el mundo del juego y los encuentros lúdicos que nos abren las puertas de la creatividad, que nos vinculan al momento presente al 100% por 100%, como cuando éramos unos críos y los juegos nos absorbían por completo y no existía nada más importante que el placer de disfrutar.

En Biodanza volvemos a conectar con el ritmo y la melodía de nuestros cuerpos, para disfrutar juntos del goce de vivir, para seguir vibrando, para danzar la Vida.

Nos abrazamos para sentirnos acogidos, respetados, amados.

Y nos miramos a los ojos, para recordar que en el brillo de nuestra mirada se contiene lo más hermoso de la Humanidad.”  Ana Jodar.

Los comentarios están cerrados.